Procedimiento facial no quirúrgico

Peeling Químico

Es un proceso a través del cual se aplica una solución química para eliminar las capas superficiales de la piel (Descamación o exfoliación controlada de las capas superficiales de la piel).

Bajo la piel dañada se encuentra una nueva capa de piel renovada y sana que proporciona una imagen renovada.

Consigue una disminución de las arrugas, una piel rejuvenecida y bien hidratada, con una secreción correcta de grasa y una buena consistencia y luminosidad. Normalmente se utilizan diferentes ácidos en función de los resultados que se busquen, del tipo de piel, estado cutáneo, edad e historial clínico. Se utilizan para corregir arrugas finas, medias o profundas, para tratar el acné (activo, leve o moderado) y sus secuelas, el fotoenvejecimiento, el envejecimiento cutáneo, la flacidez, la piel fina y rugosa, la piel grasa, las manchas cutáneas, las queratosis actínicas, etc…

Beneficios

  • Combate arrugas y líneas de expresión
  • Elimina manchas en la piel
  • Mejora el acné o sus cicatrices
  • Brinda una apariencia rejuvenecida
  • Proporciona una piel tersa y luminosa

Resultados

Los resultados se aprecian al paso de unos cuantos días, depende de la intensidad del peeling. Los efectos secundarios comunes son rojeces y picor en la piel.

Tiempo de Intervención

20 Minutos

Hospitalización

No es necesaria

Anestesia

No es necesaria

Recuperación

Inmediata

Efectos

2-4 Días