Procedimiento corporal no quirúrgico

Ozonoterapia

Es la utilización del Ozono como recurso terapéutico en la medicina. El Ozono es un gas formado por tres átomos de oxígeno que tiene un efecto terapéutico muy amplio y eficaz en el organismo. Posee comprobadas propiedades como regenerador de los tejidos, analgésico, antiinflamatorio, inmunomodulador, antioxidante, oxigenante y revitalizante. De ahí su capacidad para mejorar la salud y la calidad de vida en general. Esto es posible porque cuando se introduce Ozono en el organismo, se produce una primera reacción química que desencadena una serie de reacciones metabólicas que son las que permiten a la ozonoterapia brindar efectos terapéuticos.

Beneficios

  • Neutralizar la producción de radicales libres (estrés oxidativo), principales causantes del envejecimiento celular y, por ende, del organismo
  • Modular el sistema inmunológico
  • Mejorar el metabolismo del oxígeno
  • Es analgésico y antiinflamatorio, resultando óptimo para el tratamiento del dolor en cualquiera de sus manifestaciones
  • Es un poderoso anti-infeccioso

Resultados

Se ha demostrado que esta técnica da mejores resultados ya que llega a las mitocondrias de la piel. Por otra parte, la ozonoterapia no tiene efectos secundarios por lo que se pueden realizar varias sesiones a lo largo del tiempo, pero ello no quiere decir que todas las personas puedan hacer uso de esta terapia ya que no es aconsejable a personas embarazadas o que han sufrido algún tipo de problema de corazón.

Tiempo de Intervención

20 Minutos

Hospitalización

No es necesaria

Anestesia

No es necesaria

Recuperación

Inmediata

Efectos

2-4 Días